viernes, 31 de octubre de 2008

Retablo de alcoba.

En un rincón tu ropa olvidada,
lamentos y dudas quedaron con ella
perfume embriagador de tu cuerpo emana.

Sola en la alcoba le esperas
tus blancas torres coronadas se yerguen
ante su llegada inesperada.

Recorre pos de ti a besos tu vientre
salvaje jungla de dorados rizos
que entrega cascadas de sabor.

En la noche de tu habitación
dos bailarines danzando
gozan de su deseo.
éxtasis de sudor y fluidos
coronan la noche estrellada.


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

1 comentario:

jaguarinside dijo...

Uno de tus poemas que es mi favorito, tiene luz y tiene rincones secretos. como una habitaciòn llena de secretos que el sabe buscar logra descifrar.